Turismo en el centro histórico de Montpellier, Francia

montpellier opera comedieMontpellier cosmopolita y vibrante con encanto, situado a menos de tres horas de Barcelona e Italia, y sólo 11 km del mar Mediterráneo, es el corazón del Languedoc-Roussillon . Con más de mil años de historia, esta encantadora ciudad en el sur de Francia, a muchos impacta – sin duda hay que ir allí con más tiempo para conocerla mejor.

Con 253.000 habitantes (con 70.000 alumnos), Montpellier está fuertemente influenciada por la presencia masiva de los jóvenes estudiantes, muchos van por intercambios, siendo la ciudad elejida para mejorar la lengua francesa, sobre todo por su ambiente luminoso y sus actividades al aire libre propuestas para facilitar la verdadera inmersión en la cultura local. Por lo tanto, aunque se trata de una antigua ciudad, Montpellier tiene una esencia joven y vibrante. Sus antiguas calles, sus callejones, sus edificios medievales, con cientos y cientos de años, se mezclan con bares y tiendas mas modernas, visitadas por muchos jóvenes.

Hoy, voy a hablar un poco de una de las partes más antiguas de la ciudad y algunos de sus principales atractivos – el centro histórico de Montpellier.

Place de la Comédie (La plaza de la comedia)

El centro histórico de Montpellier es considerado una de las mayores áreas totalmente dedicadas a los peatones en toda Francia. Allí, el tráfico de coches está restringido y los peatones tienen total libertad para conocer las calles y callejones del centro de la ciudad, sin tener que preocuparse por tener que esquivar los coches. Aunque los servicios de la ciudad ofrecen visitas guiadas a los turistas, es perfectamente posible visitar el centro histórico solo (con la ayuda de un mapa – por supuesto).

La Place de la Comédie se considera el corazón de Montpellier y su construcción data aproximadamente de 1755. La plaza es el hogar de la Opéra Comédie (una sala suntuosa construida en el siglo XVIII) y la famosa fuente de las Tres Gracias, construida por el escultor Étienne d’Antoine en 1790. La plaza está llena de cafés y es, como he mencionado anteriormente, uno de los principales puntos de partida para descubrir el centro histórico.

L’église Sainte Anne (La iglesia de Santa Ana)

La iglesia Sainte Anne es una de los más suntuosas edificaciones de Montpellier. Su torre se puede observar desde varios puntos de la ciudad, ya que señala su grandeza. Construida en el siglo XIX, paralelamente al crecimiento económico de la industria del vino, L’église Sainte Anne hoy alberga un centro cultural animado, donde se realizan exposiciones y bienales para dar a conocer el trabajo de artistas locales.

L’Eglise Saint Roch (La iglesia de San Roque)

Saint Roque (San Roque) fue un santo que gano popularidad en el siglo XIV por su relacion con curaciones de las víctimas de la peste. Por su popularidad, San Roque se convirtió en el santo patrón de la ciudad de Montpellier. Aunque nació en el siglo XIV y su poder curativo era famoso en su momento, el santo gano una iglesia en su honor en 1862, ya a finales del siglo XIX.

Si estás interesado en visitar el edificio en sí, asegúrate de observar también los edificios que se encuentran en frente de la iglesia. A lo largo de la «ciudad antigua» o el centro histórico de Montpellier, varios edificios se caracterizan por intervenciones artísticas hiper-realistas con escenas cotidianas o imágenes que se integran y amplían la perspectiva del espacio mismo. En frente de la iglesia, un gran ventanal estaba pintado como si reflejara una parte de la gran iglesia, integrando incluso a los transeúntes. Estas pinturas tambien se pueden ver en diferentes puntos de la ciudad.

Catedral de Saint-Pierre de Montpellier

montpellier cathedrale saint-PierreEntrando en el centro histórico de Montpellier, no dejes de visitar la catedral de Saint-Pierre de Montpellier, una de las iglesias más grandes de Languedoc-Roussillon. Situado en el corazón de la «ciudad vieja» o casco antiguo, la catedral fue originalmente un monasterio – el Monasterio de Saint Bento – fundado en 1364 por el Papa Urbano V. Sin embargo, el antiguo monasterio sólo se convirtió en una catedral en 1536, ganando las proporciones gigantescas que hoy en día se pueden ver.

Mikvé Médiéval

Sin embargo, en línea con los edificios medievales, otro punto turístico que atrae a muchos visitantes es la Mikve medieval, construida entre los siglos XII y XIII. La Mikve es un lugar donde se realizaban rituales y baños sagrados de la sociedad hebrea medieval. A través de una escalera de piedra, los Judios se bañaban en una habitación alimentada por una napa freática . Además de la habitación que daba a los baños, había una sinagoga y otras salas de reuniones.

Hôtel de Varennes y Musée du Vieux Montpellier

Para los interesados en un poco de historia de Montpellier, en la Edad Media, se recomienda conocer el Musée du Vieux Montpellier, situado en un edificio del siglo XVIII – el Hôtel de Varennes. Las tarifas varían de 2-3 euros.

Hôtel St-Côme

Al igual que la Faculté de Médecine es uno de los lugares de interés de la ciudad de Montpellier, donde se impartian clases de anatomia a los estudiantes de la antigua facultad, el lugar fué  idealizado por el cirujano Francois de Lapeyronie que prevé la construcción de un anfiteatro dedicado a la anatomía quirúrgica y los estudios y experimentos en el siglo XVIII. Hoy en día, el edificio alberga la Cámara de Comercio e Industria de la ciudad.

L’arc de Triomphe Montpellier

montpellier-arco-del-triunfoNo sólo París se caracteriza por la presencia del Arco de Triunfo, en Montpellier, el monumento, ofrece una vista increíble de la ciudad de La promenade Peyrou y Place Royale du Peyrou, fue erigida en el siglo XVII (en 1691) por Charles-Augustin Aviler, arquitecto de la provincia de Languedoc, a partir del proyecto de Orbay François II. Se considera que el arco es un portal en honor de Luis XIV. Si tienes la oportunidad de subir a la parte superior del arco, asegúrate de hacerlo. Vale la pena la vista panorámica hermosa de Montpellier.

Una nota importante para cualquier persona que quiera subir a la cima del Arco del Triunfo es que no puedes hacerlo solo. En este caso, es necesario contratar un guía que te acompañe. La contratación de la guía, a pesar de ser opcional para conocer el centro de la ciudad, es interesante cuando se trata de tener acceso a ciertos sitios, por lo que si quieres subir al arco, es necesario buscar la oficina de turismo de la ciudad o visitar la oficina de turismo para contratar el servicio de un guía.

La promenade Peyrou y Place Royale du Peyrou

Ubicado junto a un lado del Arco del Triunfo, La promenade Peyrou es un parque de más de tres hectáreas, que alberga la Place Royale du Peyrou, el monumento a luix XIV y el acueducto de Saint-Clément (al fondo). Su primera versión (por así decirlo) fue construido en 1689 por Stephen Giral. Sin embargo, la terraza que vemos hoy no es el original – ha sido destruida y reconstruida años más tarde por el hijo de Giral – Jean Antoine Giral.

Otros consejos de qué hacer en el centro histórico de Montpellier

Además de conocer algunos de los principales lugares de interés del centro histórico de Montpellier, también es recomendable: tomar un café en una de las encantadoras cafeterías del centro, un buen vino en la cena, visitar las diferentes tiendas de la «vieja Montpellier» incluyendo tiendas de segunda mano y caminar tranquilamente por sus calles históricas y hermosas. Dedique para ello preferentemente toda una tarde y luego empalme con la noche.

Leave a Reply