Conoce Portobelo, la otra cara de Panamá

Durante la época de la colonia Portobelo fue, junto a Cartagena de Indias y Veracruz, uno de los tres puertos por los que debían transitar las embarcaciones que cubrían la ruta entre América y Europa.

El puerto se encontraba originalmente en el poblado de Nombre de Dios, sin embargo dadas las condiciones topográficas del lugar fue imposible construir un fuerte, por lo que fue victima constante de ataques por parte de los piratas.

Esta fue la causa de que fuese mudado hasta Portobelo, pero no por eso dejó de ser victima de ataques: cuentan que el mítico capitán Morgan no perdió su oportunidad y se apoderó de un increíble tesoro en una arremetida a la ciudad.

 Conoce Portobelo, la otra cara de Panamá

Durante los últimos años esta localidad se ha posicionado junto a la Ciudad de Panamá como uno de los destinos turísticos más populares del país, se encuentra aproximadamente a cien kilómetros de la capital y se puede llegar en auto o bien utilizando los famosos Diablos Rojos, transporte público típico de toda la región.

Al igual que en todo el Caribe sus playas son hermosísimas pero para llegar a la mayoría debes hacerlo en lancha, los viajes están alrededor de los cuarenta dólares.

Las playas de esta área son cristalinas y con abundante vegetación, sin embargo te recomendamos llevar un protector contra insectos porque puede que encuentras algunos zancudos por la zona.

Es un pueblo muy pequeño, con no más de cuatro mil habitantes pero con mucho que ofrecer. En primer lugar la arquitectura colonial, nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en los años setenta.

Te recomendamos visitar el Fuerte Santo Domingo, la entrada es completamente gratis: revive la época colonial y trata de imaginar la época de los piratas y los conquistadores.

También puedes dar una vuelta por el Fuerte Santiago, antiguo recinto del alcalde, este conserva aun sus trincheras, cañones y garitas.

Otro edificio que no puedes dejar de visitar es La Real Aduana, que era también como hogar del gobernador. Hasta hace algunos años no estaba abierta al público, pero ahora que se encuentra en parte restaurada, la entrada de turista tiene un valor de cinco dólares, mientras que para los locales cuesta tres, muchas empresas de turismos realizan tours por estas atracciones.

Justo en el centro, a unos pasos de la Real Aduana, encontrarás el Fuerte San Jerónimo, actualmente se encuentra casi en ruinas, pero en otros tiempos fue su deber defender la bahía de cualquier ataque, otro que no te puedes pasar por alto.

El 21 de octubre se celebra la Veneración del Cristo Negro, a esta asisten aproximadamente 150 mil personas cada año, pero no es necesario acudir en esta fecha para visitar al Cristo, puedes hacerlo en cualquier momento, solamente debes acercarte hasta su morada en la Iglesia San Felipe de Portobelo.

Portobello, Panama1

 

Si quieres probar comida típica nada mejo que El Palenque, tiene una vista maravillosa y es administrado por la Fundación Bahía de Portobelo, y sus ganancias están destinadas a promover la artesanía y cultura de la localidad. Justo en frente encontraremos la galería de la fundación, aquí se exhiben artesanías y piezas de arte de gente de la zona.

Portobelo es un destino turístico en crecimiento, lleno de cultura y color. Visita sus playas, nada y bucea en sus cristalinas aguas, conoce otra cara de Panamá.

Leave a Reply