Tres hoteles de ensueño

Belmond Governor’s Residence, Yangon

¿Por que ir?

Para vivir la experiencia de alojarse en la antigua residencia del gobernador de Birmania en los estados del sur.

Una mansión de teca, de estilo colonial, rodeada de jardines de loto, en un enclave tan mágico y romántico como espiritual.

IHECJWEMCR'A HEAIDMCE, BANGIÍN

Belmond Governor’s Residence

¿Que puedo hacer?

Posiblemente más de uno optaria por dedicar las 24 horas del día a disfrutar de su impresionante piscina en forma de abanico, su variada oferta gastronómica, los tratamientos de belleza que brinda el Covemor’s Oasis Massage Lounge y la calma y el descanso de sus habitaciones con vistas al jardín. Pero más allá de los atractivos que regala el interior del hotel, el Belmond Governor’s Residence ofrece tours gratuitos en bicicleta para adentrarse en Rangún, la “ciudad jardín de Oriente”. En la capital puede visitarse su animado mercado Bogyoke, con artesanía, antigüedades y comida; adentrarse en pagodas como la budista Shwedagon o la Sute Paya; recorrer el barrio colonial o viajar al pasado en el Museo Nacional.

 

Recomendado para

Sentirte gobernador aunque no lo seas. Todo viajero enamorado del sudeste asiático que quiera darse un capricho en este oasis situado en plena inmersión urbana. Coste desde 220 €

Hotel Tjampuhan SPA, Ubud

Hotel Tjampuhan SPA, Ubud

Hotel Tjampuhan

¿Por que ir?

Para disfrutar de unos días de relax rodeados de exótica naturaleza en un enclave único, además de sentir de primera mano la esencia misma de la hospitalidad balinesa.

¿Que puedo hacer?

Desconectar y dejarte llevar por la calma del lugar, ya sea refrescándote en las piscinas naturales del resort. Rodeadas de frondosa vegetación, o evadiéndote con una buena lectura en la terraza del bungaló. Asimismo, puedes visitar los museos, galerías de arte y los numerosos espectáculos de danza tradicional que se organizan en Ubud; observar cómo los locales rezan y hacen sus ofrendas a los espíritus, o participar en alguno de los cursos de meditación y yoga que se imparten en la localidad. Eso sin mencionar la rica oferta gastronómica de la que puedes disfrutar en el propio Tjampuhan y alrededores. Imprescindible: el spa junto al rio, con varios pabellones para tratamiento terapéutico.

Recomendado para

Todo aquel que huya de playas, ciudades y aglomeraciones, y busque paz natural en un enclave enigmático e inspirador, cien por cien balinés. Desde 70 €

Raffles Hotel, Singapur

Raffles Hotel, Singapur

Raffles Hotel

¿Por que ir?

Porque acceder a él a través de su imponente fachada es como entrar a formar parte de la historia colonial de Singapur. Se trata de un enclave de leyenda, cargado de glamur, con un patio interior fascinante y un servicio impecable.

¿Que puedo hacer?

El simple hecho de pasearte por su interior, con sus tiendas, terrazas y bares, ya es todo un lujo, eso sin escatimar ningún detalle, desde la decoración (lámparas, forjados, mobiliario…) al propio vestuario del personal. Por supuesto, cada una de las 103 suites con encanto de las que consta el hotel, son 103 buenas razones para visitar la vibrante e innovadora Singapur, más allá de recorrer sus espectaculares centros comerciales, pasear por Little India, perderse por las tiendecitas del barrio chino y visitar la zona de Clarke Quay al caer la noche. Eso si, visita obligada al Long Bar del Raffles para saborear el mítico cóctel, originario del lugar, Singapore Sling.

Recomendado para

Todo aquel que quiera viajar al pasado y sentir la esencia colonial en una ciudad de vanguardia. Desde 400 €

Leave a Reply